Gringuito y la poseída

Siempre cuento historias  propias, y la mayoría de ellas dejan mal parado a los hombres.

Hoy voy a hacer algo distinto. Voy a contar la historia de gringuito. Gringuito es uno de los pocos gringos que he puesto en la frienzone, lo conocí cuando estaba pololeando y cuando estoy pololeando soy la weona más fiel del mundo, es terrible! es como que me pusieran antojeras (es lo que les ponen a los caballos para que no miren para los lados. No, yo tampoco sabía. Lo googlié.)

El punto es que conocí a este tipo, cuando yo estaba estúpidamente enamorada de mi pepe le puff francés, lo digo con arrepentimiento porque ese weon me cagó con la mitad de chile (eso da para otra entrada)

Ahora que ya estoy soltera, Griguito pasó a ser un amigo y a pesar de estar muy bueno, a pesar de que es de todo mi gusto, simplemente no puedo arriesgar la amistad. -a menos que me lo encuentre borracha y ande sola sin mis amigas, porque ahí no me controlaría-

Él siempre me cuenta lo fácil que es tener sexo casual en Chile para un gringo, es como que a las weonas les excita el español mal hablado. Me cuenta que hasta lo sacan a bailar en la disco! o sea, yo también tengo una debilidad por los extranjeros, pero en mi vida los sacaría a bailar- A menos que esté borracha, pero no creo. Depende de lo que tome y de si ando en mis días fertiles 🙂 –

El otro dia me contó la triste historia de una mujer desesperada….

Salió a carretear o mas bien a cazar junto a su amigo árabe, vamos a llamarlo Aladin. Llegaron con 2. Como la vez anterior gringuito había elegido a la presa principal, esta vez era al revés la cosa, a él le tocó bailar con la fea. (aunque según él no era tan fea, pero esa cosa de imaginarme a un hombre rechazando la oportunidad de tener sexo…..lo veo como mito)

Cuento corto, llegaron las dos minas listas para la batalla, su amigo no perdió el tiempo y se la llevó derechito a su habitación.

Mientras que mi amigo se quedó con su amiga en el living conversando, según él, estaba cansado y quería ir a dormir así que como buen caballero decidió tomar el sofá y que ella se quedara en la cama. Pasaron 30 min. y llegó la mina a toquetearlo, tomó su mano y se la puso en una pechuga mientras sexymente decía:  “mira! no tengo tetas”

Él no sabía que responder, así que solo sonrió y le dijo que estaban bien.  No contenta con eso la mina se le encaramó y empezó a besarle el cuello y darle besitos en la oreja…Él le dijo que de verdad no quería! Ella en un ataque de vampirismo le mordió la oreja y le sacó sangre!!

Él  ya herido y moribundo partió a esconderse a su pieza y encerrarse con el seguro puesto. Ella lo seguía intentando desabrochar su pantalón. Estaba como poseída. Yo creo que andaba en sus días fértiles.

Esa noche, gringuito se encerró en su pieza, se envolvió en una manta y agradeció que a su pene no le pasó lo mismo que a su oreja.

exorcista_x689

afortunadamente gringuito antes de morir logró tomar una foto de la susodicha

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

7 pensamientos en “Gringuito y la poseída

  1. oye que ta weno tu blog, sorry por no haberte visitado antes, pero toy tapa de pega, apenas me da para responder en el mío, me he reído mucho y leí todas las historias de una. Ahora, la historia que nos convoca hoy, oye la mina loca wn, se pasó, que miedo jajaja… ya me imagino a tu amigo jajajaja.
    Saludos 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s